sábado, 9 de mayo de 2009






José Verón Gormaz, escritor, poeta, fotógrafo y cronista oficial de Calatayud es un defensor de la copla, de las que ha escrito bellos ejemplos. Del número 25 de la revista literaria “Barataria” extraigo el siguiente comentario: “Mi aversión por el haikú ‘occidentalizado’, arcaico en su origen y sin propuestas poéticas creíbles en el tiempo actual, me lleva a utilizar otra vieja estrofa, aunque más cercana: la copla como forma de expresión poética. Es algo más moderna y más propia de nuestra cultura. Sin embargo se la destierra por antigua, quizá porque proviene de la lírica popular, fuente de rebeliones y de hallazgos...” Y es que, algunos, nunca nos cansaremos de defender la copla que tanta gloria ha dado a las letras hispanas y que parece renacer hoy, tras una época en la que las modas y los modos la dejaron casi relegada al olvido. Y la mejor manera es creando poemas como el que traemos hoy aquí, de la pluma de Verón Gormaz. MAYUSTA.


En el espejo hay un niño
soñando que ya es mayor,
sin saber que él es un sueño
y el que lo sueña soy yo



(Publicado en Heraldo de Aragón, 10 mayo 2009)

1 comentario:

Olga B. dijo...

ES una bonita copla y una mejor reflexión.
Saludos, Miguel Ángel.