viernes, 27 de marzo de 2009

La primavera excita los ánimos poéticos y, al par que las flores, surgen los versos y las estrofas de la pluma de los poetas. Pronto llegará un nuevo mes de abril y con él, el Día del libro y la Feria. Allí, entre los escritores, los sufridos poetas expondrán los frutos, tantas veces utópicos, de su imaginación. Antiguamente, en estas fechas, se celebraban "juegos florales" donde se cantaba al amor y a la nueva estación pero ahora los tiempos no parecen propicios para la poesía, al menos en su vertiente más lírica. No obstante, hay que combatir esa tendencia. Por eso voy a publicar una copla de amor, de esas que muchos consideran "demodées" pero que siguen acudiendo, puntuales, a la cita primaveral.



Para tu amor he nacido
para el beso de tu boca
para la luz de tus ojos
para ser siempre tu sombra.


(Publicado en Heraldo de Aragón 28.3.09)

2 comentarios:

Olga B. dijo...

Olé!
Al lado de una copla de amor de vez en cuando, cualquier cosa puede pecar de pretenciosa.

irene dijo...

Los tiempos siempre deben ser propicios para la poesía, y, por supuesto, para el amor.
Preciosa tu copla de amor.
Besos.