domingo, 21 de junio de 2009




Las gentes de Ricla son
como los vinos añejos:
los catas muy poco a poco
y guardas su calor dentro...




Ricla, en el valle del río Jalón, pertenece a la comarca de Valdejalón, que agrupa diecisiete municipios con unos veinticinco mil habitantes. En Ricla estuvimos hace unos días, participando en una actividad de su Club de Lectura en la Biblioteca que integran, con la bibliotecaria, un grupo de entusiastas mujeres y hombres. Coordinó la sesión el amigo Roberto Del Val y puedo asegurar que pasamos una tarde inolvidable dialogando, escuchando y recitando poesía y hablando de muy diversas cosas. Después, compartimos una estupenda sobremesa donde no faltaron atenciones gastronómicas y las increíbles cerezas de la zona, que ahora están en plena recolección. No pude por menos que acudir al final a mi oficio-vicio de coplero y dedicarles a mis ya amigos ésta, que reproduzco para todos los lectores, recomendándoles que se acerquen a la zona en estos días de buen tiempo para disfrutar de la momumentalidad y acogida de esos pueblos tan cercanos.

(Publicado en Heraldo de Aragón 21.6.2009)

1 comentario:

salvadorpliego dijo...

Excelentes escritos los que tienes en este blog.
Un verdadero gusto leerte.

Saludos.