martes, 17 de junio de 2008

La finura de sentimientos aparece con frecuencia como una de las facetas de numerosas coplas aragonesas. Diferentes autores han ennoblecido las cantas con su hermosa aportación. Luis Ram de Víu (m.1907) es uno de estos poetas de la copla: elegancia y pulcro estilo adornan sus cuartetas. Se le llamó "poeta de los muertos" por haber poetizado, solitario y triste , en el cementerio de Zaragoza. Recientemente se ha reeditado su obra, que figura en numerosas antologías. De entre sus numerosas coplas elegimos ésta, melancólica y suave, para ser cantada como jota emocionada y profunda:

No llores tú por mis penas

que aunque son grandes y muchas

todas mis penas no valen

lo que una lágrima tuya.

1 comentario:

Maga dijo...

Siempre me emcoiona entrar en este rincón...tiene un no sé qué que no sé explicar. Las fotos, tu pulso para escribir lo más pequeño...


Un beso grande