domingo, 8 de febrero de 2009






Visita este “Rincón de coplas” nuestro amigo Ángel Hernández Mostajo, de la Asociación de Amigos del Libro de la Biblioteca de Aragón, para quien las coplas son una tentación y que posee chispa y habilidad para componerlas y “matar el gusanillo” como él, con su habitual humor, apunta. Nos envía ésta, que con gusto reproducimos y que posee una de las cualidades de la copla en su aspecto más lúdico: su versatilidad y capacidad para expresar los más diversos sentimientos y pareceres en clave de humor satírico. Así lo hicieron muchos de nuestros joteros que también fueron notables coplistas, precursores de los cantautores, y cuyas jotas quedan pendientes de un exhaustivo estudio y clasificación, que deseamos se haga con generosidad y presteza.



Me sonrojo cuando miento
Y lo que prometo, lo hago,
Con este par de “defectos”
Pa’ político, no valgo.


(Publicado en Heraldo de Aragón 8.2.09)


1 comentario:

marisa dijo...

Me gusta este trabajo de reivindicar la copla, como ya hicieron Machado, Lorca y otros muchos poetas, que supieron ver en ella todas sus posibilidades expresivas de sus octosílabos que tan bien se amoldan a nuestra lengua. Un abrazo.