martes, 24 de noviembre de 2009






Morena es la virgen de Arcos,
morena la del Pilar;
yo digo que es más morena
la Virgen del Olivar.




Hace no mucho tiempo, pasamos unos días con nuestra Coral, en el Monasterio de Santa María de El Olivar, en Estercuel. Es un lugar idílico, excelentemente restaurado, donde el tiempo se para y da lugar a la meditación, el paseo y, después, a la abundante y saludable mesa que los religiosos mercedarios, encargados del lugar, preparan con esmero. El sitio fue visitado por los Reyes de España en el año 2002 y una placa así lo recuerda. La visita al monasterio, claustro, iglesia y su cuidada y moderna biblioteca es imprescindible. El padre Ignacio, que tan pronto ayuda a servir la mesa como celebra misa o sirve de eficaz guía del cenobio, es el alma del lugar y se desvive porque el visitante esté a gusto en todo momento. Esta copla que hoy traemos al Rincón, celebra a la Virgen del Olivar y, cómo no, la compara con otras advocaciones en práctica de devota rivalidad, que tan extendida está en nuestro país, tan rico en tradiciones marianas.

(Publicado en Heraldo de Aragón 22.11.2009)

1 comentario:

lidia dijo...

pues te gradezco que pses por mi blog,y dejar un comentario...se agradece!
lidia-la escriba
www.deloquenosehabla.blogspot.com